Logo Valle Salado

Valle Salado de Añana

Logo Valle Salado

English Euskera Français

Reserva de visitas

Los tipos de sal

Img El Valor de la Sal

Sal de Anana
La pureza de los cristales de sal obtenidos en el Valle Salado de Añana se debe tanto a su proceso artesanal de producción como al origen de la materia prima. La salmuera que brota de los manantiales se crea de forma natural cuando cursos de agua dulce atraviesan los filones de sal sólida depositada en este lugar hace más de 200 millones de años.
Los cristales de sal se producen de forma artesanal sobre las eras. El sol y el viento hacen que las flores de sal aumenten progresivamente de tamaño y se junten entre sí. En cuanto su peso aumenta caen al fondo y es recogida manualmente por los salineros.
Los beneficios de los cristales de sal de Añana son reconocidos internacionalmente desde 1851. En ese año, los salineros presentaron este producto en la Exposición Universal de Londres, donde fueron premiados con una mención honorífica y una medalla de bronce. Este tipo de sal, además de producirse en un paisaje cultural con más de 1200 años de historia documentada, cuida nuestra salud, ya que posee un equilibrio natural de minerales y es rica en oligoelementos. Además, su elevada capacidad para realzar el sabor de los alimentos hace que tengamos que utilizar menor cantidad para obtener el toque deseado.

Flor de Sal
Láminas irregulares de sal pura obtenidas por métodos 100% naturales. Se elabora durante los meses de verano utilizando las técnicas artesanales desarrolladas por los salineros durante generaciones.
La crujiente textura y el aspecto laminado son fruto de su particular proceso de elaboración. Las láminas se originan al comienzo del proceso de evaporación, cuando se forman unos cristales finos que flotan en la superficie. Los cristales son cosechados manualmente antes de caer al fondo de las eras.
Estas láminas, además de producirse en un entorno paisajístico y patrimonial privilegiado, se caracterizan por su gran pureza natural. La ausencia de procesos industriales de refinado conlleva que sea rica en minerales y oligoelementos. Además, su textura crujiente y la gran capacidad para potenciar el sabor de los alimentos hacen que sea muy apreciada en la alta cocina.

Chuzo de Sal
Los chuzos de Añana son finas estalactitas que surgen de forma natural por aquellas zonas del valle salado por donde circula la salmuera en altura. Lo que en el pasado se consideraba un error constructivo, ya que se trata de filtraciones no deseadas del agua salada, se ha convertido en la actualidad en un preciado objeto de deseo.
Su valor radica en que es un producto escaso y único de una calidad muy elevada. Que es recogido de forma manual uno a uno bajo las estructuras de madera de este insólito paisaje cultural.
La textura fina y compacta de las estalactitas provoca que se disuelva en boca muy rápidamente. De este modo, el paladar recibe de manera inmediata un sabor salado y limpio de larga duración. Los análisis sensoriales efectuados por la Universidad el País Vasco indican que se encuentra entre las mejores sales del mundo.

Sal de mota
Cosechada en un entorno natural y paisajístico privilegiado, los cristales de sal de mota se producen de forma artesanal sobre plataformas de evaporación adaptadas para la obtención de este producto. En ellas, los salineros, con ayuda del sol y del viento, logran tras un lento proceso una sal mineral con unas características muy particulares.
Aunque su calidad no está a la altura de las flores, los chuzos y los cristales, la ausencia de procesos de refinado, su textura blanca, el equilibrio de minerales y su capacidad para realzar el sabor son cualidades que provocan que la sal de mota sea muy apreciada en la industria alimentaria.

+info www.saldeanana.com

Añanako Gatz Harana Fundazioa - Fundación Valle Salado de Añana - 01426 - Gesaltza-Añana / Salinas de Añana - Araba / Álava - 945 35 11 11 - info@vallesalado.com

Reserva de visitas online

*VENTA ON-LINE: PINCHE AQUI